Hoy en día, hay herramientas esenciales para cada oficio u profesión. Por ejemplo, el pincel para el pintor, la escuadra y lápiz para el arquitecto, la navaja de afeitar para el barbero y la vara para el pastor. Este último, era un oficio muy común e importante en los tiempos antiguos. De hecho, la palabra “pastor” aparece más de 130 veces en la Biblia. Pero ¿qué era un pastor de ovejas? Un pastor era el responsable de cuidar a sus ovejas de los peligros, guiarlas y ayudarlas a encontrar alimento y agua. Según el Diccionario Bíblico Lexham, un pastor también guiaba a las ovejas a lugares de descanso (1 Crónicas 4:39–41; Sal 23:2; Génesis 33:13) y era el responsable de mantener unido al rebaño y de encontrar a los que se perdían (Ezequiel 34:11–12). Es más, de acuerdo con el Diccionario Bíblico Eerdmans, los pasajes bíblicos frecuentemente utilizan las costumbres de los pastores para ilustrar principios espirituales (p. ej., Nm 27:16–17; Ecl 12:11; Mt 9:36; Mr 6:34; Jn 21:15–17).

Al ser un trabajo común, no se requería mucho equipo. Las herramientas del pastor eran: una capa pesada (Jer 43:12), una vara y un cayado (Sal 23:4), una bolsa para comida y una honda (1 S 17:40). Todas estas eran esenciales para el correcto desempeño de sus funciones. Es interesante notar que, la única referencia literal a los pastores en el NT, se encuentra en Lucas 2:8–20. En una alegoría muy conocida, Jesús se refiere a sí mismo como el “buen pastor” que “da su vida por las ovejas” (Jn 10:1–29).Pablo dice a los ancianos de Éfeso que supervisen y cuiden al rebaño, esto es, “la iglesia del Señor” (Hch 20:28–30). Esta función se refleja en la palabra “pastor” (gr. poimḗn) de Efesios 4:11 (cf. 1 P 5:1–4).Por lo tanto, los líderes y pastores de la iglesia deben cuidar y proveer alimento al cuerpo de Cristo. Esto lo deben hacer con las herramientas esenciales que el Señor dejó para ello: la Biblia y la Oración. 

Quiero resaltar la cita de Thomas Murphy, la cual es muy importante para lo que se dijo anteriormente: “Los ministros son propensos a caer en el hábito de estudiar la Palabra de Dios con el simple propósito de prepararse mejor para enseñar a otros. Sin embargo, es sumamente importante que hagan algo más que esto. No deben leer la Biblia simplemente para los demás, ni como si fuera un mero libro de ciencia, de historia, de geografía, o incluso de profunda sabiduría, sino para poder traerla a su corazón y aplicar a sí mismos”.Como pastores, debemos conocer íntimamente al Dios de la Biblia. No debemos caer en un intelectualismo, sino debemos depender de su Espíritu y dar a otros de lo que en y por gracia… recibimos.  Recuerda que antes que pastor, eres un creyente que necesitas comunión con Dios a través de la lectura devocional de su Palabra.

A Dios la gloria. 

Dato Logos:
En Logos nos apasiona darle a los pastores las mejores herramientas para desempeñar su llamado, por esto durante abril tenemos un 20% de descuento en bibliotecas.



No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!