George Muller dijo alguna vez: “El vigor de nuestra vida espiritual será en exacta proporción al lugar que la Biblia ocupa en nuestras vidas y pensamientos”. Hoy en día, vemos a muchos creyentes vacíos o secos espiritualmente y, la mayoría de las veces, es porque no leen ni escudriñan las Escrituras. Pablo afirma en Filipenses 1:9 “… sigan creciendo en conocimiento y entendimiento” (NTV) y ¡con cuánta razón! A muchos se nos olvida que la Palabra de Dios es la simiente espiritual que engendra nuestra nueva vida en Cristo y, también, es el alimento que lleva esa nueva vida a ser más como nuestro Señor. Me gusta como Sugel Michelén clarifica esto: “Dios tenía un propósito en mente cuando nos salvó, y la única manera de seguir avanzando hacia ese propósito es a través de la obra del Espíritu Santo en nosotros por medio de Su palabra”. 

Ahora bien, hoy en día –y por la gracia de Dios– tenemos muchos comentarios bíblicos que nos ayudan, como lo diría Salomón, a “inclinar nuestros oídos a la sabiduría y concentrarnos en el entendimiento” (Pr. 2:2 *paráfrasis del autor). Hay muchas herramientas para que podamos seguir conociendo más del trino Dios y una de ellas son los Comentarios Bíblicos. Aunque no hay nada que sustituya el estudio directo de la fuente primaria, los comentarios son herramientas indispensables para todo predicador, profesor y estudiante de la Biblia. Los comentaristas escriben por una variedad de razones y sus libros son útiles por estas mismas razones. La mayoría son valiosos simplemente porque presentan la información necesaria para entender el significado del texto. Otros, sobresalen en la claridad, de manera que los temas complejos se vuelven comprensibles. Unos más proporcionan el inestimable servicio de prestarse a las necesidades homiléticas del predicador. Mientras que otros, despiertan y mueven el corazón, así como el alma, para amar más a Jesús y seguirlo plenamente (un estilo más devocional).

Algunos eruditos consideran que un buen comentario bíblico debe proporcionar las siguientes 3 cosas específicas. En primer lugar, un comentario debe proporcionar al lector el trasfondo cultural e histórico necesario para entender el pasaje. Segundo, el trasfondo literario. Esto es sumamente importante, ya que la Biblia tiene muchos géneros y recursos literarios que hacen que el texto sea más interesante de leer, pero también más complejo de interpretar.  Por último, un comentario puede dar al lector una idea de la historia de la interpretación de un pasaje bíblico. Los cristianos llevan dos milenios interpretando la Biblia, y esa interpretación precristiana se remonta al menos al siglo III a.C. e incluso al Antiguo Testamento. Uno de los comentarios que no solo tiene estos elementos, sino que además, hace más fácil de digerir todo este gran conocimiento especializado, es el NUEVO COMENTARIO AMERICANO DEL ANTIGUO TESTAMENTO. Es la erudición al alcance de todos. Este comentario se centra en las líneas generales de la teología desarrollada por cada libro, e interpreta cada libro como una unidad teológica. Arraigado en la teología conservadora, el Nuevo Comentario Americano también aborda directamente una amplia gama de cuestiones teológicas y exegéticas planteadas por la erudición bíblica contemporánea. Apoya sistemáticamente la inerrancia de las Escrituras y todos los especialistas que contribuyen en él se comprometen explícitamente con la infalibilidad de las Escrituras.

En resumen, cada volumen incluye:

  • Una amplia introducción al libro bíblico a estudiar. Aquí se mencionan los trasfondos culturales y literarios. 
  • Tablas y mapas que ayudan de forma visual a entender más algún evento bíblico.
  • Excursus. Los cuales enriquecen algún pasaje que se ha debatido por varios años incluso siglos o que es complejo de interpretar.
  • Comentario basado en la Reina Valera Contemporánea.
  • Texto de la misma biblia en el cuerpo del comentario.
  • Metodología académica sólida que refleja una investigación profunda en los idiomas originales.
  • Interpretación que enfatiza la unidad teológica de cada libro y de la Escritura en su conjunto.
  • Exposición legible y aplicable.

Gracias a Dios por tener este recurso disponible ahora en español. Sin duda, este comentario será de gran bendición para su estudio personal y el crecimiento de la Iglesia. Recuerde, la erudición ahora está al alcance de todos.



No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!